consulta online

consulta en linea

consulta por internet

consulta online

consulta en linea
consulta por internet
ask online
Realice consultas y obtenga una respuesta, consulta online las 24 horas del dia
InicioQuienes SomosTemas ProfesionalesPreguntas ProfesionalesConsulta Online
®
Seleccione el  profesional que necesita
live consultation
consulta online
logo de facebook
logo de twitter
logo de linkedin
logo de blogspot
>
Diagnóstico de la fiebre del dengue


Si su hijo tiene algún síntoma de fiebre del dengue, comuníquese con un médico inmediatamente. También debe comunicarse con un médico si su hijo ha estado recientemente en una región con fiebre del dengue y tiene fiebre o dolor de cabeza intenso.

Para realizar un diagnóstico, el médico examinará a su hijo y evaluará los síntomas. El médico le preguntará acerca de la historia clínica de su hijo y de viajes recientes, y enviará una muestra de sangre de su hijo para que la analicen en busca de la enfermedad.

Tratamiento
No existe un tratamiento específico para la fiebre del dengue. Los casos leves se pueden tratar con la administración de gran cantidad de líquidos para prevenir la deshidratación y con mucho reposo. Se pueden administrar analgésicos, como el acetaminofeno, para tratar los dolores de cabeza y el dolor asociados con la fiebre del dengue. Se deben evitar los analgésicos con aspirina o ibuprofeno, ya que incrementan la probabilidad de una hemorragia.

La mayoría de los casos de fiebre del dengue desaparecen en el transcurso de una o dos semanas y no provocan problemas a largo plazo. Si una persona presenta síntomas graves de la enfermedad o si los síntomas empeoran el primer o segundo día después de la desaparición de la fiebre, busque atención médica inmediatamente. Esta podría ser una indicación de fiebre hemorrágica del dengue o síndrome de choque por dengue, y en este caso, se requiere atención médica inmediata.

Para tratar los casos graves de fiebre del dengue en un hospital, los médicos administran líquidos y electrolitos (sales) por vía intravenosa para reponer los líquidos que se pierden por los vómitos y la diarrea. Esto suele ser suficiente para un tratamiento efectivo, siempre y cuando la reposición de líquidos comience en las etapas iniciales de la enfermedad. En lo casos más avanzados, es posible que los médicos deban realizar una transfusión para reponer la sangre que se ha perdido.

En todos los casos de infección por dengue, sin importar la gravedad de los síntomas, se debe hacer todo lo posible para impedir que la persona infectada sea picada por los mosquitos. Esto ayudará a prevenir el contagio de la enfermedad a otras personas.

Prevención
No existe una vacuna para prevenir la fiebre del dengue; por lo tanto, si los niños viven o visitan lugares en los que existen probabilidades de fiebre del dengue, la única manera de protegerlos de la enfermedad consiste en minimizar las posibilidades de que sean picados por un mosquito Aedes infectado.

En estos casos, tome las siguientes precauciones:
Coloque mosquiteros en las puertas y las ventanas y repare inmediatamente los mosquiteros rotos o dañados. Mantenga cerradas las puertas y las ventanas sin mosquiteros.
Haga que los niños se coloquen camisas de manga larga, pantalones largos, medias y calzado cuando estén al aire libre y que utilicen una red protectora para mosquitos sobre las camas por la noche.
Colóquele a su hijo repelente para insectos, según las indicaciones del producto. Escoja los repelentes con DEET o con aceite de eucaliptus citriodora.
Limite la cantidad de tiempo que los niños pasan al aire libre durante el día, en especial durante las horas del amanecer y del atardecer, cuando los mosquitos están más activos.
Destruya los lugares en los cuales los mosquitos se puedan reproducir. Los mosquitos colocan sus huevos en el agua; por lo tanto, deshágase del agua estancada en recipientes y neumáticos desechados, y asegúrese de cambiar el agua de las fuentes para aves, los potes para perros y los floreros, al menos una vez a la semana.
Si toma estas precauciones y mantiene a sus hijos alejados de las zonas en las cuales existen epidemias de fiebre del dengue, el riesgo de contraer fiebre del dengue es pequeño para quienes viajan al extranjero.