consulta online

consulta por internet

consulta en linea

consulta virtual

consulta en internet

consulta abogado online

consulta medico online

consulta veterinario online

consulta psicologo online

consulta psiquiatra online

consulta psiquiatra

consulta medico

consulta en linea

consulta en internet

consulta doctor

consulta abogado

consulta psicologo

consulta veterinario

consulta online gratis

consulta en linea gratis
consulta en internet gratis
ask online
Realice consultas y obtenga una respuesta, consulta online las 24 horas del dia
InicioQuienes SomosTemas ProfesionalesPreguntas ProfesionalesConsulta Online
®
Seleccione el  profesional que necesita
live consultation
consulta online
logo de facebook
logo de twitter
logo de linkedin
logo de blogspot

consulta online

ginecologo online
veterinario online
pediatra online
abogado online
>

Salud mental y estigma
La depresión es común entre las personas con epilepsia. Se estima que una de cada tres personas con epilepsia tendrá depresión en algún momento de su vida, a menudo acompañada de síntomas de trastornos de ansiedad. En los adultos, la depresión y la ansiedad son los dos diagnósticos más frecuentes relacionados con la salud mental. En los adultos, un cuestionario de detección de depresión diseñado específicamente para la epilepsia ayuda a los profesionales de la salud a identificar a las personas que necesitan tratamiento. La depresión y la ansiedad en personas con epilepsia deben tratarse con asesoramiento o con la mayoría de los mismos medicamentos que se usan en personas que no tienen epilepsia. Las personas con epilepsia no deberían simplemente aceptar que la depresión es parte de su trastorno, sino que deben consultar los síntomas y sentimientos con los profesionales de la salud.

En comparación con otros niños, los niños con epilepsia también tienen un mayor riesgo de desarrollar depresión o trastorno por déficit de atención con hiperactividad. En algunos niños, los problemas de comportamiento pueden preceder al inicio de las crisis.

Los niños son especialmente vulnerables a los problemas emocionales causados ??por la ignorancia o la falta de conocimiento de otras personas sobre la epilepsia. Esto a menudo conduce a la estigmatización, el acoso o las burlas hacia un niño que tiene epilepsia. Tales experiencias pueden hacer que el niño quiera evitar la escuela y otros entornos sociales. Los servicios de asesoramiento y los grupos de apoyo pueden ayudar a las familias a enfrentar la epilepsia de manera positiva.

Conducción y recreación de vehículos

La mayoría de los estados y el Distrito de Columbia no emiten licencias de conducir a personas con epilepsia a menos que la persona pueda documentar que lleva una cantidad específica de tiempo sin tener una crisis (los tiempos de espera varían desde unos pocos meses hasta varios años). Algunos estados hacen excepciones a esta política cuando las crisis no afectan el estado de conciencia, ocurren solo durante el sueño o tienen auras largas u otras señales de advertencia que le permiten a la persona evitar conducir cuando hay una probabilidad de una crisis. Los estudios muestran que el riesgo de tener un accidente relacionado con una crisis disminuye a medida que aumenta el período de tiempo desde la última crisis. Las licencias de conducir de vehículos comerciales tienen restricciones adicionales. Además, las personas con epilepsia deberían ser extremadamente cuidadosas si su trabajo implica la operación de maquinaria o vehículos.

El riesgo de una crisis también limita las opciones de recreación de la persona. Las personas pueden necesitar tomar precauciones cuando realicen actividades como escalar, navegar, nadar o trabajar en las escaleras. Los estudios no han demostrado que las crisis aumentan debido a la práctica de los deportes, aunque estos estudios no se han centrado en ninguna actividad en particular. Existe cierta evidencia de que hacer ejercicio regularmente puede incluso mejorar el control sobre la crisis en ciertas personas. Sin embargo, esto debe hacerse bajo supervisión médica. Los beneficios de participar en deportes pueden superar los riesgos y los entrenadores u otros líderes pueden tomar las precauciones de seguridad adecuadas. Se deben tomar medidas para evitar la deshidratación, el esfuerzo excesivo y la hipoglucemia, ya que estos problemas pueden aumentar el riesgo de tener una crisis.

Educación y empleo

Por ley, en los Estados Unidos a las personas con epilepsia (u otras discapacidades) no se les puede negar empleo o acceso a actividades educativas, recreativas o de otro tipo debido a su epilepsia. Sin embargo, para las personas con epilepsia todavía existen barreras importantes en la educación y en el lugar de trabajo. Los medicamentos anticonvulsivos pueden causar efectos secundarios que interfieren con la concentración y la memoria. Los niños con epilepsia pueden necesitar tiempo adicional para completar el trabajo escolar y, a veces, pueden necesitar instrucciones reiteradas y otra información. A los maestros se les debe decir qué hacer si un niño de su clase tiene una crisis y los padres deben trabajar con el sistema escolar para encontrar formas razonables de tener en cuenta las necesidades especiales que sus hijos puedan tener.