Debido a que la atención médica y el tratamiento han progresado, los bebés con defectos cardíacos al nacer tienen vidas más largas y saludables. Esto presenta nuevos desafíos para las familias y el sistema de salud para satisfacer las necesidades especiales de salud de estas personas. Los investigadores de los CDC han estimado que aproximadamente 1 millón de niños y 1.4 millones de adultos en los Estados Unidos tienen defectos cardíacos al nacer3.

El CDC recibió fondos del Congreso para expandir el monitoreo de niños y adultos con defectos cardíacos de nacimiento en los Estados Unidos. Esto nos ayudará a comprender mejor la supervivencia, el uso de servicios de salud y los resultados de salud a más largo plazo de niños, adolescentes y adultos con defectos cardíacos al nacer.

En 2015, se inició un proyecto de cuatro años para expandir los esfuerzos de monitoreo de adolescentes y adultos con defectos cardíacos al nacer. Cinco sitios están trabajando para comprender mejor el uso de los servicios de atención médica y los resultados a largo plazo de las personas con estas afecciones. Estos sitios son la Universidad de Colorado en Denver; La Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte; La Universidad Emory en Atlanta, Georgia; el Departamento de Salud del Estado de Nueva York; y la Universidad de Utah en Salt Lake City.
El CDC está trabajando en otro proyecto llamado CH STRONG (Encuesta de enfermedades cardíacas congénitas para reconocer los resultados, las necesidades y el bienestar) y es una encuesta que reunirá información sobre el uso de la atención médica, las barreras para la atención y la calidad de vida de sobrevivientes adultos de defectos cardíacos congénitos. Junto con el CDC y March of Dimes, la Universidad de Arkansas para Ciencias Médicas y la Facultad de Medicina de la Universidad de Arizona comenzaron a recopilar datos en el otoño de 2016.
¿Qué es un cardiocirujano pediátrico?
Si su hijo necesita cirugía para reparar un problema cardíaco, un cirujano cardíaco pediátrico (cirujano cardíaco) tiene el conocimiento y la experiencia para tratar a su hijo. Los cirujanos cardíacos pediátricos ofrecen la atención especial que se necesita para corregir problemas congénitos del corazón (que existen al nacer) y que se adquieren en los niños.

Los cirujanos cardíacos pediátricos tratan defectos cardíacos congénitos complejos en recién nacidos, niños y adolescentes, así como también en adultos. Los defectos congénitos del corazón son muy diferentes de los tipos de enfermedades cardíacas que son comunes en los adultos. La reparación de corazones en cuerpos pequeños representa un desafío adicional. Los cirujanos cardíacos pediátricos tienen las habilidades especiales para proporcionar la atención más segura, incluso para los pacientes más pequeños y más jóvenes que necesitan cirugía cardíaca.

¿Qué tipo de entrenamiento tienen los cirujanos cardíacos pediátricos?
Los cirujanos cardíacos pediátricos son médicos que han completado

Al menos 4 años en la escuela de medicina.
Un programa de residencia quirúrgica general de 5 años.
Un programa de residencia cardiotorácica (corazón / tórax) de 2 o 3 años que generalmente incluye 6 meses de entrenamiento en cirugía cardíaca pediátrica.
2 a 4 años más de entrenamiento en cirugía cardíaca pediátrica.
Los cirujanos cardíacos pediátricos generalmente pasan los primeros 12 a 24 meses después del entrenamiento trabajando como parte del personal de un importante centro cardíaco pediátrico. Además, adquieren una experiencia considerable al dedicar una gran parte de su práctica al cuidado de los niños.