consulta online

consulta en linea

consulta por internet

consulta online

consulta en linea
consulta por internet
ask online
Realice consultas y obtenga una respuesta, consulta online las 24 horas del dia
InicioQuienes SomosTemas ProfesionalesPreguntas ProfesionalesConsulta Online
®
Seleccione el  profesional que necesita
live consultation
consulta online
logo de facebook
logo de twitter
logo de linkedin
logo de blogspot
>
TRASTORNOS HEMORRÁGICOS EN
PEDIATRÍA
Para todo médico en general y para el pediatra en particular, es necesario saber enfocar el diagnóstico de los trastornos
hemorrágicos debido a que éstos son una causa relativamente frecuente de consulta en los servicios de urgencias
pediátricas. Para llegar a un adecuado diagnóstico etiológico es necesario contar con los siguientes 3 requisitos: ƒ Realizar
un buen interrogatorio. ƒ Conocer la semiología de los trastornos hemostáticos y hacer un examen físico completo. ƒ
Conocer los mecanismos hemostáticos normales. Interrogatorio: Hacer énfasis sobre la historia hemostática del paciente;
saber si tiene antecedentes de sangrado espontáneo en sitios inusuales, por ejemplo, sangrado profundo con formación de
grandes hematomas musculares, hemartrosis, epistaxis frecuentes, menorragias, sangrado a nivel de tracto gastrointestinal
o renal, etc.; o por el contrario, si el paciente sangra en forma excesiva luego de un trauma obvio como una contusión,
herida accidental o quirúrgica. Una vez se tienen datos sobre la respuesta propia del paciente a los sangrados, es
indispensable preguntar sobre la historia familiar. Si existe historia de sangrado en familiares, aumentan las posibilidades de
que el paciente tenga una anormalidad hereditaria en sus mecanismos hemostáticos. Igualmente la historia familiar positiva
ayuda a definir en parte el modo de herencia de un trastorno hemorrágico en particular. Si la historia familiar es negativa y el
episodio hemorrágico es el primero que sucede en el paciente, averiguar sobre ingesta de fármacos (especialmente
aspirina, ibuprofeno y anticoagulantes), o sobre alteraciones acompañantes de la enfermedad actual. En el caso de un
paciente lactante, indagar sobre consumo de medicamentos por parte de la madre. Examen físico: Desde el punto de vista
semiológico, el tipo de lesiones orienta sobre el origen del sangrado. Manifestaciones como las petequias, las equimosis y
los sangrados por mucosas, son propias principalmente de las alteraciones en el componente plaquetario o perivascular
(hemostasia primaria). A su vez, los grandes sangrados aislados en estructuras internas (hemartrosis, hematomas), o los
sangrados postraumáticos prolongados, o sangrados por sitios de punción, hacen pensar más en un desorden de los
mecanismos de la coagulación (hemostasia secundaria). En general, el sangrado por alteración plaquetaria es inmediato con
respecto al trauma o injuria; en el caso de trastorno de los factores de la coagulación el sangrado puede ser tardío.
Mecanismos hemostáticos normales: Para entender lo que sucede cuando se presenta un fenómeno hemorrágico, se
requiere entender la fisiología de la hemostasia. Este aspecto está fuera de los objetivos de ésta guía y se remite al lector,
para su repaso, a los textos básicos.
Trastornos Hemorrágicos Dependiendo del componente de la hemostasia que se halle alterado, se pueden encontrar
diferentes tipos de procesos hemorrágicos. Antes de describir algunas de las enfermedades propiamente hemorrágicas, es
necesario recordar que existen alteraciones del componente perivascular (desnutrición, síndrome de Ehlers Danlos,
osteogénesis imperfecta) y alteraciones del componente vascular (púrpura de Schönlein-Henoch, enfermedades
exantemáticas virales, lupus eritematoso sistémico, escorbuto y vasculopatías tóxicas), cuyo diagnóstico se fundamenta en
la historia y los hallazgos físicos y en las cuales no se encuentra ningún trastorno en los exámenes de laboratorio para
evaluar la hemostasia.