consulta online

consulta en linea

consulta por internet

consulta online

consulta en linea
consulta por internet
ask online
Realice consultas y obtenga una respuesta, consulta online las 24 horas del dia
InicioQuienes SomosTemas ProfesionalesPreguntas ProfesionalesConsulta Online
®
Seleccione el  profesional que necesita
live consultation
consulta online
logo de facebook
logo de twitter
logo de linkedin
logo de blogspot
>
VIRUS DE LA INMUNODEFICIENCIA HUMANA (VIH)
DIAGNÓSTICO El desarrollo de técnicas diagnósticas se ha dirigido, según las diferentes manifestaciones
clínicas, hacia: a) La determinación de la inmunidad frente a la rubéola. b) El diagnóstico de rubéola
postnatal. c) El diagnóstico de la rubéola congénita. Diagnóstico directo: - Aislamiento viral en cultivo es
difícil. - PCR: Su aplicación se limita a laboratorios de referencia. Diagnostico indirecto (serológicos): El
diagnóstico de rubéola congénita ante un cuadro de infección aguda exantemática o de un contacto con
rubéola en una gestante o en el recién nacido con algún estigma de la enfermedad, aún sin historia en el
embarazo, es imprescindible. Se realiza con métodos que nos permiten diferenciar entre IgG e IgM
específica, actualmente las pruebas de enzimoinmunoanálisis (EIA) y aglutinación en látex han reemplazado a
las de inhibición de la hemaglutinación, pues son más rápidas y con una aceptable sensibilidad y
especificidad. Según criterios publicados por el CDC y recogidos por la OMS se resumen en la detección al
nacimiento de IgM específica en sangre en los primeros días de vida extrauterina, mantenimiento de los
títulos de IgG más allá de los primeros 8 meses y detección de ARN viral en el recién nacido. Las pruebas
serológica para detectar la IgG específica son útiles con sueros pareados; con al menos 15 días de
diferencia (fase agua y convaleciente). Un título cuatro veces mayor del convaleciente sobre el de la fase
aguda indica infección congénita.
TRATAMIENTO No existe tratamiento para la enfermedad; sólo se disponen de medidas de sostén. En los
casos de embriopatía rubeólica las medidas corresponden a la rehabilitación temprana de secuelas. En el
recién nacido con o sin manifestaciones, debe llevarse acabo una evaluación completa para detectar en
especial trastornos oculares y auditivos. El mejor tratamiento, es la prevención por medio de la vacunación.
PREVENCIÓN En consideración a la severidad de las repercusiones del síndrome de rubéola congénita es
necesaria la prevención de la infección materna. Vacunación universal (vacunación MMR a niños mayores de
1 año), en la adolescencia, inmunización post-parto cuando ha sido seronegativa durante la gestación y
revacunación cada 10 años. Contraindicada en mujeres embarazadas y anticoncepción dentro de los tres (3)
meses siguientes a la vacunación de mujeres en edad fértil. Niño con rubéola congénita se les considera
contagiosos hasta un año de edad o hasta obtener tres cultivos faríngeos y /o de orina negativos después de
los tres meses de edad. Debe ser considerada entre la valoración neonatal para descubrir a los recién
nacidos asintomáticos e instaurarles una estrategia de seguimiento que disminuya el progreso en sus
secuelas.